sábado, 21 de abril de 2018

Parsec en San Cristóbal de Entreviñas.


Ayer me acerqué a San Cristóbal de E. para ver las pinturas –grafitis de Parsec  en las paredes del Pabellón polideportivo. Había oído, y leído con anterioridad, algunas noticias sobre este nuevo trabajo  del autor, realizado no hace mucho tiempo.
Antonio Feliz, conocido y nombrado ya por todos con su nombre artístico Parsec, con el que firma sus trabajos, sigue dejando huella de su arte pictórico, o si se quiere de otro modo, de sus grafitis, no solo en su pueblo  Castrogonzalo, sino también en muchos otros pueblos de esta comarca de Benavente y los Valles.
En este caso, en San Cristóbal, como en otras ocasiones, ha elegido un tema muy cercano a este  pueblo, como a otros próximos a él, en los que se cultivan los campos de cereal, de huerta, por la proximidad del río Esla, y también los viñedos, con cuyas uvas se elaboran  buenos vinos desde la antigüedad. Y es que su mismo nombre, o apellido, de Entreviñas,  responde a la existencia de esta planta y de las bodegas en las que se elaboraba el vino. En las pinturas vemos algún carro, toneles, herramientas y hasta una bota de vino.


También en San Cristóbal hay gran afición a la caza,  sobre todo de las liebres. Testimonio de ello es la magnífica pintura del galgo, que muchos admirarán y que les traerá gratos recuerdos.

   
Un pueblo que siempre contó con talleres de carpintería de madera, aunque en la actualidad  los materiales empleados sean el hierro y el aluminio. Lo carros, yugos, y variedad de herramientas nos lo recuerdan.
Tampoco podía olvidarse Parsec de las fiestas y tradiciones populares, tanto del carnaval, como las que se celebran en otras fechas, que son  muy comunes en  algunos pueblos de esta comarca y de toda la provincia de Zamora, y también en la de León, que está muy próxima. 




Parsec, que es natural de Castrogonzalo, aunque vive en Madrid, viaja con frecuencia a estas tierras y más si se trata de realizar algún trabajo.  Y es que podemos decir que es el pintor-grafitero de Benavente y los  Valles, ya que son varios los lugares en los que podemos ver sus obras.
En este caso, los que se acerquen a San Cristóbal de Entreviñas, no dejen de acercarse al pabellón polideportivo, en cuya pared exterior están las pinturas de Parsec, a la que podrán ver y hasta admirar. Y cómo no, comentar, pues se prestan a ello.


.

jueves, 19 de abril de 2018

Benavente. Recordando el pasado: Estación del tren.


Aunque ya he publicado con anterioridad en este blog  algunos reportajes sobre la estación del tren de Benavente, tanto en relación con el pasado como con el presente, quiero ahora mostrar aquí solamente imágenes más del pasado, algunas tal vez ya vistas, o conocidas por muchos, pero que siguen evocando bellos recuerdos. Su procedencia es diversa, pues la he copiado de diversos lugares según han ido apareciendo. Parte de ellas se han publicado también en el Grupo de Facebook  No eres de Benavente si… 
Lavando la ropa en el Caño de los Molinos, cerca de la estación del tren.
Caseta y casa del guardagujas cerca de almacenes La Ventosa.
Tina, con su carro, subía y bajaba las maletas, cuando llegaba el tren.

miércoles, 4 de abril de 2018

Asociación de pensionistas de Zamora: VI Exposición Artística.


El pasado día 2 de este mes abril me acerqué a la Sala de Exposiciones La Alhóndiga de Zamora para ver la exposición de varios trabajos artísticos, realizados por personas jubiladas, pertenecientes a la asociación de pensionistas. Por lo que veo en el programa no es la primera vez que realizan este tipo de exposiciones. Y es que dentro de los jubilados, todos ya pensionistas, hay muchos que dedican parte de su tiempo libre, además de pasear, viajar y distraerse del mejor modo posible,  a este tipo de actividades manuales y artísticas.
Esto mismo pude comprobar yo mismo en Benavente y comarca, cuando a partir de mi jubilación, dediqué un tiempo a recorrer  los distintos pueblos y visitar, ver y admirar, los trabajos artesanos y artísticos que muchos jubilados de esta zona realizaban.
La verdad es que los trabajos eran muy variados, tanto por sus formas, como por los materiales empleados en ellos. Y pude comprobar que los jubilados, con sus sabiduría y buen hacer, unos pintaban, al oleo o acuarela, o hacían dibujos, o pirograbados, y otros  esculturas en madera o piedra,  trabajos con mimbre, y algunos hasta con hueso, etc.
En aquellos años en el Centro de Estudios Benaventanos “Ledo del Pozo” consideramos de interés, como no podía ser de otro modo, este tipo de obras artesanas, y también artísticas, realizadas por personas jubiladas o pensionistas, y decidimos realizar exposiciones con algunas de ellas. Y así ocurrió durante los años 2005 al 2009. Además, con las obras expuestas, o parte de ellas, publicamos varios libros, a modo de catálogo, que regalamos a los asistentes el día de la inauguración de la exposición realizada cada año.
El éxito fue grande por el gran número de personas que visitaron las distintas exposiciones y no solo de Benavente, sino también de los pueblos de los valles, sobre todo de aquellos en los que vivía y trabajaba, en sus artesanías, algunos de los expositores.
A ello contribuyó también la difusión de la actividad a través de llamativos carteles y sobre todo de los libros publicados.
El visitar la exposición de Zamora, y ver las obras expuestas y sus autores, me ha recordado la actividad que el Centro de Estudios de Benavente realizó en el pasado. Y he podido ver y comprobar también que en otros lugares, y por otros medios, se sigue valorando y promoviendo este tipo de trabajos y artesanías que los mayores, ya jubilados y pensionistas, siguen realizando. Incluso estamos viendo cada día cómo en Televisión Española, en sus programas España Directo y Aquí laTierra, prestan atención y dedican un tiempo a mostrarnos la actividad artística, o artesana, que muchas personas jubiladas, hombres o mujeres, realizan en distintos pueblos de España.
Ojalá que los pensionistas y jubilados, pertenezcan o no a asociaciones, tengan la posibilidad de seguir mostrando sus trabajos artísticos, fruto de su esfuerzo personal y también de su  experiencia y sabiduría.

jueves, 29 de marzo de 2018

Bercianos de Aliste: Viernes Santo. Imágenes del año 2003.


Los actos de la Semana Santa en Bercianos de Aliste, sobre todo los del Jueves y Viernes Santo, son los más importantes y destacados, entre los muchos que se celebran en la provincia de Zamora. Y no solamente por su antigüedad, pues tienen sus orígenes en el siglo XVI, sino también por  mantener viva una tradición del pasado, sentida y vivida intensamente por muchas personas, con mayor o menor sentimiento religioso,  tanto de la localidad, como de toda la provincia y de otras partes de España, que han visto o participado en los diversos actos.
Y es que, en este Viernes Santo, los cofrades vestidos con sus túnicas blancas de lino, con capucho romo, acompañan a Cristo en su urna hasta el lugar del Calvario, situado a las afueras del pueblo. En la comitiva van también muchos hombres, de edad avanzada, con capa alistana y también mujeres vestidas de luto riguroso con la talla de la imagen de la Dolorosa.
El recogimiento y autenticidad de los protagonistas, unido a la tradición, ha hecho y conseguido que el pequeño pueblo,  con 149 habitantes, de Bercianos de Aliste haya adquirido grande y merecida fama, no solamente en la provincia de Zamora y en toda Castilla y León, sino también en toda España.
Por mi parte, aunque he asistido a los actos de esos días en varias ocasiones, quiero compartir hoy algunas de las fotografías del reportaje fotográfico que hice en mi visita al pueblo en la semana santa del año 2003. Se refieren principalmente al desenclavo o descendimiento y entierro de Cristo.